Robots rescatistas

El coche del detective futuro

Inmediatamente después de ocurrido el sismo del pasado 19 de septiembre, además de participar en la organización de víveres en centros de acopio y colaborar en la revisión de algunas casas de familiares, fui dando seguimiento a las labores de rescate que se reportaban por diferentes medios de comunicación. Llamó mucho la atención, y nos ilusionó de sobremanera, el uso de nuevas tecnologías en las labores de búsqueda y rescate. Se usaron drones, radares para detectar personas a través de las paredes y también robots.

Personal del Ejército y de la Marina fueron destacados en las noticias, donde explicaban como estaban utilizando los radares para buscar personas con vida atrapadas entre los escombros.

Llamó mi atención que, haciendo un binomio muy curioso y particular, en la colonia Del Valle estuvieron trabajando Humo (un perro pastor alemán) y Xinamiqui Olinki (un robot creado por el equipo de robótica de la Universidad Panamericana), con el objetivo de inspeccionar edificios colapsados y rescatar personas de entre los escombros.

Su dinámica de trabajo fue que Humo se metía entre los escombros y cuando encontraba a una víctima, se acercaba a ella, alertaba al equipo y permanecía en espera de Xinamiqui Olinki, el que rectificaba que ahí hubiera alguien, con esa información entonces se enviaba a un rescatista humano.

Xinamiqui Olinki (del náhuatl “buscador de personas”), es un robot equipado con una cámara térmica, una de proximidad, iluminación y un sensor de CO2 cuya función es la detección de personas. Su sistema de energía tiene capacidad de autonomía de seis horas. Cuenta además, con un sistema de bandas que  le permite estirarse y su brazo puede hacer a un lado obstáculos.

Situación curiosa la “vivida” por Xinamiqui Olinki, a quien el sismo “le salvó la vida” (o por lo menos se la alargo unos días, desconozco su situación actual), ya que el plan de sus creadores, después de participar en una competencia de robótica en Japón, era desarmarlo para elaborar una versión mejorada. Pero al ocurrir el sismo del 19 de septiembre, decidieron traerlo a la ciudad de México para ayudar a salvar vidas.

En España se han diseñado arañas robot, con dimensiones similares a las de una caja de zapatos, que pueden ser utilizadas para acceder a edificios colapsados. Se les puede equipar con dispositivos de comunicaciones y cámaras de foto o video, para que recaben información y la envíen al centro de mando, donde habrá de decidirse las acciones a tomar.

Gracias a recientes descubrimientos de investigadores coreanos, esperamos ver muy próximamente cucarachas robot, participando en labores de rescate, en algún lugar del mundo.

Muchas personas le “temen” a los robots, influenciadas por las noticias de que están desplazando humanos en los centros de trabajo, pero si están diseñados para realizar labores de búsqueda y rescate en espacios riesgosos para el humano siempre serán bienvenidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


2 + four =

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>