Mano con Mano

El pasado 19 de septiembre, casi dos horas después de realizado el Macrosimulacro, volvió a cimbrarse la Ciudad de México. Un sismo de 7,1 grados sacudió a las 13:14 horas los estados de Puebla, Tlaxcala, Morelos, Estado de México y la Ciudad de México.

Como hace 32 años, hubo daños en edificaciones, derrumbes, mucha gente atrapada entre los escombros, personas alteradas emocionalmente. Pero una diferencia de lo sucedido el 19 de septiembre de 1985, esta vez la sociedad y el gobierno están mejor preparados para afrontar este tipo de fenómenos.

Con prontitud, en el edificio donde se ubica PRECAVER, los brigadistas se dieron una tarea de guiarnos hacia la zona de seguridad, mientras duraba el temblor y una vez que este paso, nos evacuaron hacia el punto de seguridad fuera del edificio.

Se afectaron algunos sistemas de comunicación en la ciudad, pero gracias a que hoy tenemos más opciones pudimos estar informados de lo que iba ocurriendo, mientras que los responsables de protección civil revisaron el edificio. Finalmente, nos dieron “luz verde” para pasar un recoger nuestras pertenencias y retirarnos, para dar paso a la revisión del edificio por parte de los peritos.

A la par del conteo de los daños que iban dando a conocer los medios de comunicación, también se fue dando otra información, la sociedad civil en grandes grupos se encontró presente en las zonas de desastre para iniciar de inmediato las labores de rescate de familiares, amigos y desconocidos, no importaba quienes fueran los atrapados “son personas y los vamos a ayudar a salir”, dijo algún voluntario que escuche.

Tras verificar que nuestros allegados estaban bien, fuera de peligro, el personal de PRECAVER, también nos sumamos a tareas de apoyo y rescate. Alguien revisando casas para verificar si había daños estructurales, fugas de gas o de agua. Otra gente se fue a ayudar al centro de acopio de Cruz Roja en su sede nacional. Después nos concentramos todos en la Cruz Roja, ya que estaban llegando muchas donaciones y faltaban manos para ayudar a la clasificación y empaquetar para enviar los lugares donde se necesitaba.

Mano con mano, profesionistas y obreros, jóvenes y adultos mayores, ricos y pobres, hombres y mujeres, rubios y morenos, como en un hormiguero, trabajamos rápido y coordinados preparando los víveres, agua y medicamentos para embarcar hacia las zonas de desastre.

Después del 19 de septiembre continuamos con el apoyo, ahora en otros centros de acopio y zonas de desastre, apoyando también en la coordinación de ayuda por medio de redes sociales.

La sociedad y autoridades, en conjunto, respondimos rápido, se han salvado muchas personas que atraparon a los escombros aún con vida. Se ha revisado edificaciones y desalojado a sus ocupantes para alejarlos del peligro.

Pero aún hay más por aprender para ser menos vulnerables a los efectos de estos fenómenos.

Por el principio, tenemos que hacer más conscientes de que por su ubicación geográfica, México está expuesto a la ocurrencia de estos fenómenos geológicos SIEMPRE. Por lo que es imprescindible contar con un Plan de Protección Civil , familiar o de la empresa.

Conocer con antelación las áreas de seguridad tanto internas como externas en sus domicilios u oficinas.

Realizar revisiones frecuentes de la estructura de su casa u oficina.

Señalizar las rutas de evacuación y verificación de que las salidas de emergencia siempre están libres de obstáculos.

Al escuchar la alerta de sismo, evacuar o replegarse hacia la zona de seguridad definida.

Tras un sismo , hay que revisar los daños en el edificio , si se comprueba que tiene algún tipo de afectación, salir del inmueble y avisar a Protección Civil.

Si su vivienda está bien, no salga si no es imprescindible. En caso de que deba hacerlo, no utilice el auto. Deje libre las avenidas para que los servicios de emergencia puedan realizar sus labores y llegar a los puntos con derrumbes.

Si usted o una persona cercana ha resultado herido o necesita ayuda, marque al 911 para reportar la emergencia .

Es muy importante no propagar rumores. Si desea compartir información, asegúrese de que proviene de una fuente viable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


two × 5 =

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>