Imaginación y tecnología en seguridad (e inseguridad)

La imaginación es lo que consigue que, con los medios disponibles, surjan nuevas soluciones. Estas soluciones pueden ser nuevas formas de cometer delitos. Y, por supuesto, también pueden ser métodos de contrarrestar esas nuevas formas a través de la anticipación. Es decir, imaginando lo que otros imaginarán.

Pongamos un ejemplo: hace tiempo les comentábamos cómo en la frontera México-USA se estaban utilizando catapultas, una tecnología de 2.500 años, para facilitar el tráfico de droga. Hoy nos enteramos de que para el mismo fin se están utilizando drones, una tecnología tan nueva que ni la palabra sale aún en el diccionario de español.

Esto ha sucedido en Tijuana, donde un dron cargado con tres kilos de droga ha caído en un centro comercial. Este parece ser el primer reconocimiento oficial de que se está usando esta tecnología en esa actividad. (A pesar de lo cual ya se ha bautizado aquí en México a los aparatos como “narcodrones”.)

No se sabe muy bien si la causa del desplome fue el demasiado peso, la poca pila o un fallo técnico. Según parece el aparato podría haber sido programado para navegar hasta unas determinadas coordenadas geográficas vía GPS. Esta es la causa que alegan al parecer las autoridades estadounidense para indicar que este invento no podría haber pasado la frontera, porque los inhibidores de señales radioeléctricas no permitirían esta navegación.

Imaginacion y tecnologia en seguridad e inseguridadAl final lo que tenemos son diferentes modalidades de traslado en las que el delincuente se trata de asegurar no ser capturado. Incluso a través de animales. Son públicamente conocidos casos en los reclusorios de transporte de droga u otros objetos prohibidos, como celulares, mediante gatos adiestrados. Y como no citar el tradicional papel de las mulas (las de verdad) en el contrabando. Baste recordar la letra de esta canción de Camarón (por alegrías):

Yo soy aquel contrabandista
que siempre huyendo va,
cuando salgo con mi jaca
del peñon de Gibraltar.
Y si me salen a resguardo
y el alto a mi me dan,
dejo mi jaca al escape,
que ella sabe donde va.

En definitiva, para estas cosas puede servir la tecnología, sea animada o inanimada, antigua o moderna, aunque haya sido concebida con fines legales. Hay que prever que se le puede dar otros usos. Gran parte es cuestión de imaginación en la seguridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 5 = two

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>