El papel de los soplones en la protección corporativa

El papel de los soplones en la protección corporativa - PRECAVER

El papel de los soplones en la protección corporativa – Lola Hernández

El tema de los soplones (o wistleblowers como se les llama en inglés) es uno de los más recurrentes en la prensa internacional especializada en términos de anti-corrupción y compliance. Y es que, tal como lo explica la organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI), la delación es reconocida como una herramienta para prevenir y detectar la corrupción, así como otras malas prácticas.[1]

Asimismo, los soplones pueden advertir sobre un peligro, proteger los derechos humanos, ayudar a salvar vidas y a promover la correcta aplicación de la ley. No sobra decir que las actividades de un soplón pueden incluso proteger a la empresa de problemas judiciales mayores. En palabras de TI, la naturaleza clandestina del comportamiento corrupto significa que puede que nunca salga a la luz a menos que sea reportado por las personas que lo descubren en el transcurso de su trabajo.

Se define delación cuando un empleado, contratista o preveedor utiliza los canales fuera de cadena de mando para reportar un supesto mal hacer o no hacer en el trabajo. Esto puede ser llevado a cabo mediante procesos internos de la propia compañía (delación interna) o a organizaciones externas (delación externa). También se considera la filtración a los medios como otra forma de delación.[2]

Es recomendable, a fin de proteger a los empleados y ejecutivos, así como a la compañía en sí, la implementación de los canales y procesos adecuados para la denuncia por parte de los empleados. Ello le da a la compañía la oportunidad de investigar y tomar medidas correctivas si es que fuera necesario.

En otra palabras, los canales de denuncia internos constituyen una válvula esencial de seguridad que ayuda a mantener el ambiente de control interno, y cuyo correcto funcionamiento puede realmente marcar la diferencia tanto de las personas que laboran en la compañía como de la empresa en sí.

Aún así, para que un sistema de denuncias sea funcional dentro de una compañía, es necesario que los empleados conozcan los pasos a seguir al querer reportar sus precupaciones éticas al interior de la empresa. Además, los empleados deben saber que cualquier preocupación será tomada en serio y será investigada. En caso contrario, es más probable que la denuncia se haga por canales externos. Asimismo, los empleados deben tener la seguridad de que no sufrirán represalias en caso de realizar una denuncia por medio de los canales internos.

De esta forma, cualquier sistema de denuncia interna en la compañía debe tomar en cuenta el hacer énfasis en la responsabilidad de los empleados al denunciar malas conductas; designar a individuos específicos fuera de la cadena de mando para que reciban las quejas; garantizar a los empleados “soplones” que actúen de buena fe que no sufrirán represalias y establecer un proceso de investigación justo e imparcial.

Uno de los casos de mayor resonancia mediática en los últimos años corresponde a aquél de los presuntos sobornos que Walmart México realizó a funcionarios del país en 2003-2004; la compañía se encuentra acusada en Estados Unido de prácticas corruptas bajo el régimen del Foreign Corrupt Practices Act (FCPA). Se estima que tan sólo la investigación costará a la empresa 439 millones de dólares, ello sin tomar en cuenta las multas en las que puede incurrir, de ser encontrada culpable.

Para Jack y Suzy Welch, especialistas en el asesoramiento a empresas, la historia de Walmart es sobre todo un recordatorio sobre la importancia de los canales internos de denuncia y la correcta actuación de los directivos ante eventos que podrían ser considerados sólo rumores, como presuntamente sucedió en el caso en mención.

Las compañías ignoran a los delatores porque a menudo consideran que son una pérdida de tiempo. De hecho, la única manera de lidiar con las acusaciones de un denunciante es con una predisposición o hiper-inclinación a creer que el informante ha dado con algo grande.[3]

Se recomienda ampliamente a la empresas fortalecer los canales internos de denuncia anónima, y a pesar de los costos que ello pudiera tener, investigar cualquier afirmación que pudiera ser perjudicial para la compañía. Es fundamental que las investigaciones de cualquier denuncia, no sean llevadas a cabo por la persona que está siendo acusada de cometer irregularidades. Puede ser deseable incluso contratar a una agencia externa que lleve a cabo el trabajo.

En última instancia, la idea de tener una efectiva política y canales de denuncia interna suponen una protección tanto para los empleados como para su centro de trabajo. Sin duda en México el tema requiere de mucho trabajo en distintos niveles (no sólo dentro de la empresa sino en la cultura anti-corrupción en general de la población), pero en el largo plazo esto supone una ayuda importante para combatir las prácticas dehonestas, ayudar al buen funcionamiento, productividad y crecimiento de la empresa, con repercusiones al país en general.

[1] Transparency International, “Whistleblowing: an effective tool in the fight against corruption,” Policy Position, #01/2010, disponible en http://cism.my/cismv2/uploads/articles/article/201106151722010.TI__PolicyPosition_Whistleblowing_17_Nov_2010.pdf [Consulta: septiembre 2014].

[2] Chartered Institute of Internal Auditors, “Whistleblowing and Corporate Governance. The role of internal audit in wistlebowing,” enero 2014, disponible en http://www.iia.org.uk/media/537988/final_0795_iia_whistleblowing_report_30-1-14.pdf [Consulta: septiembre 2014].

[3] Jack y Suzy Welch, “Walmart, el precio de los rumores,” CNN Expansión, 29 de mayo de 2012, disponible en http://www.cnnexpansion.com/negocios/2012/05/29/soplones-hay-razones-para-escucharlos [Consulta: septiembre 2014].

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× 5 = five

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>