¿Por sus caras conoceréis a los criminales?

Leo con asombro una nota periodística titulada “Ven cambios en el rostro de Guzmán“, en la que se analiza el rostro de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, presuntamente líder mundial en el narcotráfico, que ya sabrán que fue detenido hace poco. El asombro me llega en concreto leyendo estos párrafos:

Su mirada es la clásica de un psicópata, fría, calculadora, sin remordimientos, prácticamente sin sentimientos, Ojos vacíos que no expresan nada. Clásico rostro de un psicópata, frío, calculador.

Su rostro refleja maneras socialmente negativas y con personalidad psicopática.

Y esto lo indica el doctor Julio César Ayuzo González, con posgrado en psiquiatría forense legal, perito auxiliar de la PGR y del Consejo de la Judicatura Federal, y por lo que veo profesional con un destacado currículum.

Me pregunto cómo se distingue una “clásica mirada” o un “clásico rostro” de un psicópata. Pensaría que la frase, poco científica en mi opinión, “ojos vacíos que no expresan nada” es producto de la redacción periodística pero veo que el psiquiatra suscribe el artículo en un tuit: “Opinión experta en Psiquiatria Forense acerca del #ChapoGuzman en el @El_Universal_Mx“.

Con mi profundo respeto hacia este profesional, que participa en los sistemas de procuración de justicia, espero que sus diagnósticos no se basen en la evaluación visual. Precisamente por su participación en los sistemas de procuración de justicia.

Porque hasta donde conozco, por favor corríjanme si me equivoco, no se ha podido demostrar una relación entre rasgos faciales y rasgos psicopáticos. Sería muy interesante poder determinar que existe una psicopatía sólo viendo la cara de la persona. Poder determinar que padece una psicopatía quien está entrando en nuestra oficina, o en nuestra casa, o con quien nos cruzamos por la calle. ¿Podrá el doctor hacer esto respecto a ciudadanos cualquiera, políticos, empresarios, artistas, etc.? ¿O no será el conocimiento de la trayectoria, en este caso de “El Chapo”, lo que ha promovido ese diagnóstico?

Por su cara conocereis a los criminales - PRECAVEREl caso ahora no es en absoluto discutir el diagnóstico, sino cómo se llega a él. Y si ese tipo de planteamientos, que hizo en el s. XIX Cesare Lombroso y que sus propios discípulos luego no pudieron demostrar, tienen o no validez en el s. XXI. Lombroso ha tenido un importantísimo papel en la Criminología. Pero más que por la línea de investigación que estudiaba la relación entre especificidades anatómicas y la tendencia al crimen, más que por eso, por su brillante aplicación del método científico a la Criminología. La perspectivas biológicas en nuestra ciencia son muy enriquecedoras, pero han evolucionado. Al contrario que el “criminal atávico” o “criminal nato”, fruto de un desarrollo evolutivo incompleto según Lombroso y al cual él en un principio creyó poder conocer por su rostro. Rostro en general nada bello por cierto, según las ilustraciones de su trabajo.

A continuación exponemos otras declaraciones, que se atribuyen en el artículo arriba citado al doctor Juan Federico Arriola, profesor de Criminología de la Universidad Iberoamericana, que tampoco nos convencen:

Este rostro es el de una persona muy agresiva. Duro, violento.

De mirada desafiante. No es un rostro que muestre emotividad. Sus rasgos psicopáticos reflejan una falta de interés en los sentimientos y derechos de los demás. Inclinación al engaño, falta de remordimiento.

Porque aquí volvemos al “por sus caras los conoceréis”, que transformaría el consabido “por sus obras los conoceréis”. Otra cosa bien distinta es que se puedan “leer” emociones concretas en el rostro, en la mirada, y eso sí lo creemos viable. En este caso, leer las emociones de una persona detenida. O las emociones de una persona que esté delinquiendo, o incluso las de una persona que esté trabajando en seguridad. Los que hemos trabajado sobre el terreno a veces hemos reconocido en expresiones o miradas tensión que nos han puesto sobre aviso y nos han hablado de posibles personas delinquiendo o haciendo vigilancias. Y a veces hasta hemos podido acertar. Pero eso está muy lejos de asegurar que un rostro “es el de una persona muy agresiva”.

Refiere el criminólogo García-Pablos en su célebre manual, el caso de un juez italiano del s. XVIII que cuando no tenía elementos suficientes para determinar cuál de dos sospechosos era el culpable de un delito, condenaba al más feo. Tal cual. Es decir, que si no tenía pruebas, se guiaba por su “ojo clínico”, pero parece que influido por ciertos estereotipos sociales. La cuestión es si en el XXI los profesionales somos capaces de superar esos estereotipos.

One thought on “¿Por sus caras conoceréis a los criminales?

  1. Y lo más preocupante, con su labor, como coadyuvante en la procuracion de (in) justicia es: ¿Cuántas personas no habrán sido internadas en hospitales o centros penitenciarios gracias al “buen ojo clínico” del Señor? Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


2 × = ten

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>