La disuasión en seguridad: Ventajas e inconvenientes

Disuasión en seguridad: Ventajas e inconvenientesMostrar un perfil alto en seguridad, esto es, disuadir, tiene su utilidad pero también sus desventajas. Fíjense en esta foto que tomé de una fachada, con su concertina (alambre con cuchillas dispuesto en espiral) la cual se usa para proteger contra intrusiones mediante escalada.

La concertina es una medida que podríamos denominar de perfil alto; es muy visible e incluso se asocia con protección a instalaciones de alta seguridad. En principio, disuade a un posible intruso de saltar porque si este no lleva los medios técnicos adecuados para anularla (que no han de ser muy sofisticados precisamente), no saltará pues se puede hacer daño.

Sin embargo es una medida que puede llamar la atención sobre un posible objetivo atractivo, ya que puede hacer pensar a un asaltante: ¿Por qué en ese lugar ponen esa seguridad? Y eso puede ser la base para planear un delito. Eso ocurre en otros ámbitos en los cuales un perfil alto puede poner el foco sobre una víctima concreta, como por ejemplo dispositivos de videovigilancia y escolta muy aparatosos, coches blindados, etc. En muchas ocasiones ese perfil es adecuado y coherente con una seguridad profesional y bien planteada, pero en otras, según nuestra experiencia, no. Y el atacante, que está atento a esos indicadores, sabe ver que esos sistemas reflejan un poder económico alto, y también sabe ver las vulnerabilidades de los sistemas.

En este caso, como verán en la foto, la concertina está mal instalada. No sirve para mucho si justo acaba en un pilar que deja vía libre a la escalada, por donde obviamente pasará el intruso. No pasará por donde se va a lastimar… Una medida disuasoria mal planteada es, podríamos decir, una seguridad contraproducente.

Es importante que no se confíe toda la seguridad a quienes meramente nos vendan un equipo, o a sus instaladores, si estos no tienen unos asesores cualificados, pues quizá no tengan la preparación adecuada y la capacidad de empatizar con el delincuente, es decir, quizá no se paren a pensar como pensaría un atacante, el cual tal vez no se va a frenar por la visión lejana de un alambre de espinas.

La disuasión previene una buena parte de los delitos. Ahora bien, los delincuentes más preparados y determinados verán oportunidades en las medidas disuasorias. Especialmente si las medidas disuasorias son meramente disuasorias, porque no cumplen la función de obstaculizar el delito porque, por ejemplo, estén mal planteadas. El atacante buscará los fallos en las medidas de seguridad. Y si nosotros no los hemos buscado antes, ese mal trabajo preventivo será su éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− one = 1

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>