“Horror, perdí mi Blackberry”: Qué hacer

En el periodo vacacional viví una experiencia que quiero compartirles, por si podemos extraer alguna enseñanza acerca de la seguridad Blackberry y de la telefonía móvil en general.

Resulta que, en medio de una de esas tormentas agostizas, digamos trombas que suceden por México, se me cayó mi teléfono Blackberry y ni me percaté. ¡Horror! Cuando reparé en ello y lo asumí, ya después de tocarme todos los bolsillos veinte veces, llamarme desde otro teléfono a mi mismo otras tantas, andar y desandar el camino no menos y preguntar a personas de los establecimientos cercanos, entendí que alguien agarró el aparato y sin embargo no contestaba, lo que ya me iba haciendo ver que no tenía muchas ganas de devolverlo.

Qué hacer si pierdo la Blackberry

Voy a contar lo que hice entonces, por si le puede servir a alguien que le ocurra lo mismo, pero sobre todo lo que hice antes: Una mínima configuración y registrarme en el servicio Blackberry Protect, lo cual es un trámite sencillo. Bueno, indico que el sistema operativo de mi dispositivo era el Blackberry 7, aunque el esquema sigue siendo el mismo con Blackberry 10.

En primer lugar, hay que hacer la tarea previa de activar una contraseña de bloqueo de pantalla (por favor que no sea 0000, 1111, 1234 o algo así).

También hay que activar la opción de encriptar la información de la tarjeta de memoria (ver opciones de seguridad), de forma que todos los archivos que contenga no puedan ser leídos por el simple de mecanismo de quitar la batería, sacar la tarjetita, ponerla en un adaptador y de ahí al lector del PC o la MAC.

Además hay que hacer la activación del sistema Blackberry Protect. Este servicio te da unas opciones muy interesantes para el caso de pérdida o robo:

Horror, perdí mi Blackberry- Copia de seguridad inalámbrica

Yo la tenía activada para respaldar todos los datos diariamente de forma automática. Este servicio no incluye los mails ni los archivos en la tarjeta de memoria (mini SD). Para respaldar esa información es necesario conectar el aparato físicamente a la computadora, vía Blackberry Desktop Manager. Los mails no son problema, pero reconozco que no hice el respaldo alámbrico con la frecuencia debida y perdí algunas fotos. Ahí otros sistemas como iPhone dan una ventaja pues sí permiten respaldar también las fotos vía inalámbrica.

- Bloqueo (activar la contraseña de pantalla de forma remota)

En mi caso se bloqueaba automáticamente a los pocos minutos de no usar el teléfono. Ahí cada uno tiene que elegir cuántos minutos han de pasar, buscando un equilibrio entre su seguridad y la frecuencia de su uso, para no tener que estar desbloqueándolo constantemente. Si alguien lo pierde o se lo roban sin bloquear, que rápidamente lo haga por vía remota, para que no puedan fisgar en su información confidencial, que en la Blackberry puede ser mucha. La Blackerry está programada para que tras cierto número de intentos de contraseña fallidos se borre ipso-facto todo el contenido del teléfono (wipe).

Algo que me fastidió fue enterarme de que una vez que se introducen el máximo de claves erróneas, se borra el dispositivo, incluida la clave. Es decir, que quien se quede tu teléfono, con meter cualquier clave de 3 a 10 veces según tu configuración, ya no se le va a pedir una clave y hala, teléfono nuevo. Sí; mucha seguridad para tu información, pero poca para la exclusividad de uso de tu inversión. Eso da un poco de coraje, pero se puede compensar inutilizando el teléfono vía IMEI, como veremos más abajo.

- Localización vía GPS del aparato

No sé bien por qué razón en mi caso el sistema no fue capaz de localizar el dispositivo. Creo que fue debido a que andaba ya muy bajo de batería, ya que anteriormente lo había probado y funcionaba. No creo que fuera tan sofisticado el nuevo propietario como para meterlo dentro de una carcasa metálica o algo así. La localización te puede dar una idea de por dónde anda el teléfono (pero no es tan precisa como para saber quién lo tiene en una ciudad…). También, el ver en diferentes momentos dónde está la Blackberry, te puede indicar si alguien la tiene (si se está moviendo).

- Mensajes en la pantalla

Blackberry Protect te permite poner en la pantalla un mensaje vistoso, para promover que quien lo tenga en su poder te la devuelva. Este mensaje podría ir desde los ruegos a la amenazas, si bien aconsejo tratar con serenidad de convencer a quien lo tenga. En mi caso no lo logré. Ya el hecho de que no contestara desde un principio daba una pista de sus intenciones. Mandé un par de mensajes tratando de conmover y comentando que el teléfono se iba a inutilizar vía IMEI e incluso ofreciendo en el segundo mensaje una recompensa, pero no funcionó. El nuevo propietario tenía mejores planes según él.

- Borrado remoto

Esta opción (wipe) borra por vía remota toda la información del teléfono, incluyendo la de la tarjeta. Esto es útil en especial si no tuviste la precaución de activar su encriptado. Aquí hay que recordar que una vez hecho esto, el nuevo propietario ya lo tiene a su libre disposición de uso. En mi caso, lo boqueé a través del operador de forma muy sencilla, simplemente comunicando el IMEI. El código IMEI viene en la caja de tu teléfono, suele venir en la factura, y si no tienes éstas, apúntalo ahora pues lo normal es que aparezca en una etiqueta debajo de la batería. Así, si te lo roban o lo encuentran y no te lo quieren devolver, al menos no van a poder utilizar la opción teléfono. Es decir, tendrá una agenda electrónica, con wi-fi y cámara de fotos, con forma de teléfono, pero no podrá hacer llamadas. Algo es algo.

Tal vez estés pensando “¿y cómo estás tan seguro de que alguien se lo quedó y no lo pisó un coche, se cayó por una alcantarilla o algo así?”. Pues bien, resulta que cuando ya vi que era imposible recuperar ese aparato y nadie quería contestar mis múltiples llamadas y mensajes, decidí bloquear la tarjeta SIM (el chip). Aquí hay que decir que no la tenía bloqueada con PIN y esto, que podría ser una vulnerabilidad (acotada con no almacenar datos en la misma y con un límite en la facturación diaria), me permitió rastrear las llamadas que hizo el individuo que se quedó el teléfono, metiéndola en otro teléfono pues el mío estaba bloqueado. Y resulta que hizo algunas llamadas a Guatemala este hombre. De forma sencilla averigüé que se trataba de un emigrante guatemalteco que aprovechó el encontrarse el teléfono para desde ese chip hacer unas llamadas a su tierra, a su familia y amigos, a quienes, por cierto, les contó el cuento de que les estaba llamando desde Los Ángeles (destino anhelado de muchos emigrantes que cruzan la frontera legal o ilegalmente). Pero eso es ya otra historia. El caso es que, por ahora, no he recuperado el teléfono.

Viéndolo por el lado de la enseñanza, digamos que hice los deberes básicos y nadie tuvo acceso a mi información confidencial y perdí pocos datos (algunas fotos, aunque importantes para mí). Y, aunque da rabia el asunto, pues bueno, hay que mirar las cosas por el lado positivo; esto fue el impulso para hacer mejoras en la seguridad, cambiar de sistema operativo móvil (a pesar de que sigo siendo fan) y superar la compulsividad de estar comprobando la lucecita roja de un nuevo mensaje o alerta. Otros sistemas ajenos a RIM tienen sus contras en cuanto a productividad y seguridad, pero también sus pros. Ya hablaremos de ello. En cualquier caso, te recuerdo que en algunos países, como México, las tarjetas SIM suelen venir sin el PIN activado. Si no tienes una configuración de seguridad avanzada en el teléfono, te aconsejo que lo actives (es sencillo a través del terminal). Tal vez sea mejor que nadie pueda hacer llamadas desde tu número… Y, en cualquier caso, te aconsejo que hoy sin falta configures tu teléfono, sea cual sea, para proteger tu información para el caso de que se te pierda. Ya sea información sensible personal o laboral; que luego la ley de protección de datos te puede regañar monetariamente. Que uno nunca piensa que puede pasar hasta que, tópicamente, pasa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


3 + five =

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>