5 formas de espionaje empresarial, tradicionales

Si bien el espionaje electrónico, a través del hackeo o intervención de comunicaciones, ha adquirido relevancia en los últimos años, no olvidemos que ciertos métodos tradicionales siguen vigentes. He aquí cinco de ellos:

1.- Infiltración

Aquí podemos distinguir dos tipos:

–       Infiltración corporativa

Se trata de la introducción de un espía en la organización, bajo la cobertura de un empleado más. Estas personas entran en la empresa por la vía convencional de recursos humanos, tal vez a través de una demanda de empleo publicitada.

–       Infiltración sentimental

Se trata de la introducción de un o una espía en la vida personal de alguien, por lo general  de la propia a la organización y que no tiene que ser necesariamente de la cúpula directiva, sino alguien con acceso a información sensible. Coloquialmente, una persona que se ligue al objetivo y le saque información. Estará usted pensando en Mata Hari, pero hace muy poco John McAfee, a pesar de ser experto en informática, hablaba de las bondades y superior eficacia que le otorgaron estos métodos en Belice.

2.- Fraude

Digamos, el engaño. Por ejemplo, no es raro que una empresa requiera a otra información detallada bajo diversos pretextos o negocios, como compras o, peor aún, fusiones, cuando en realidad lo que busca es precisamente esos datos que sin engaño no obtendría.

3.- Robo

Un tradicional medio, que adquiere nuevas formas. Hoy día ya no se trata sólo de robo de documentos o ficheros en la oficina o en maletines de los ejecutivos en la calle. Hoy día ya hablamos también de robo de computadoras, fijas o portátiles que, en tantas y tantas ocasiones, presentan medidas de seguridad muy débiles y permiten un acceso posterior y fácil a la información.

4.- Vigilancia física

Qué decir. Mediante seguimientos físicos se logran informaciones muy valiosas acerca de contactos, clientes, proveedores, procedimientos, proyectos, hábitos, etc. Además de las conversaciones tan interesantes que pueden llegar a los oídos indeseados, que tal vez estén en la mesa de al lado del restaurante.

5.- Corrupción del personal

He aquí la enésima razón para luchar contra la cultura de resignación a la corrupción. No es ciencia ficción la captación remunerada de empleados o ex empleados para aportar la información más valiosa; la que aporta quien interviene en el negocio.

Porque, como verán, qué mejor información que la mana de dentro. Imagine. Imagine cómo puede llegar a quien no desea, y cuídela. No es ciencia ficción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× 8 = eight

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>