La corrupción afecta desde el nacimiento

Los efectos de la corrupción más claros son aquellos que conciernen a la economía y al sistema de justicia, pero la corrupción afecta en otras parcelas de la vida, como es la salud, en este caso del bebé.

He aquí un ejemplo de corrupción que parte del sector privado detestable, pues afecta a recién nacidos, y que de manera particular ataca a México,. Hoy leemos en la revista digital sinembargo.mx el siguiente titular: “Cesáreas: Otro deshonroso primer lugar”. Profundizamos en este interesante artículo y leemos lo siguiente:

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, en México el 45.2% de los nacimientos se dan por cesáreas, llegando a 70% en los hospitales privados. Los mexicanos nos ponemos así en el primer lugar mundial en cesáreas. La Organización Mundial de la Salud establece que no existe justificación alguna para un porcentaje de nacimientos por cesáreas superior a un 10-15%.

La causa de esta situación está en el negocio que significa para el médico y los hospitales sustituir partos naturales por cesáreas. Un médico que práctica regularmente cesáreas puede atender el doble de partos, al menos, que un médico que atiende partos naturales, con lo cual puede duplicar sus ingresos. Llega a darse el caso de médicos en hospitales privados que programan para un mismo día varios partos por cesárea disponiendo de varios quirófanos en horarios escalonados. Para el hospital los ingresos generados por una cesárea son mayores que los de un parto natural: desde el uso del quirófano en vez de una sala de parto, hasta el mayor requerimiento de personal y material médico, además de una mayor estancia de la mujer.

Tal vez no parezca esto corrupción, simplemente un abuso. Pero es que en eso consiste la corrupción, en abuso de poder. Un abuso de las funciones en provecho propio. Y en un caso tan sensible como lo es la salud de un hijo, es muy delicado no hacer caso al doctor cuando propone, o mejor dicho impone, cesárea, argumentando lo que sea. En este caso, como en otros tantos, contra la corrupción una buena defensa es la información.

cesareaHoy en día los cursos psicoprofilácticos son un buen medio de información. Y sé de varios casos, especialmente uno cercano, en que una pareja, gracias a estar informada, intuyó que se podía evitar una cesárea a la que les encaminaba su ginecólogo; cambiaron de doctor y el bebé nació estupendamente en parto natural. Evidentemente hay casos en que la cesárea es más que justificada, y vela por la salud del bebé y la mamá. Pero seguro que no en un 70% como indica que ocurre la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. Por supuesto la labor mediática, como la de este artículo mencionado es importante: Denunciando estas prácticas corruptas y explicando de manera clara los grandes beneficios de actuar en contra, en este caso para nuestros hijos, y los perjuicios de permitirlo.

Y por supuesto el poder público ha de hacer algo para frenar estas cifras lamentables de cesáreas en México, ya que la ética profesional de algunos doctores no lo hace, pero como siempre en el individuo está el inicio de la lucha contra la corrupción y más cuando afecta de una manera tan indolente al ser humano, tristemente ya desde su nacimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


9 + = fourteen

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>